Contratación de Eventos

La bajada en la contratación de eventos por el Coronavirus

Mesas elegantemente montadas para un banquete, representando la contratación de eventos

La actual crisis pandémica del Covid-19 ha alcanzado proporciones y ha tenido efectos sociales nunca antes vistos. Desde su aparición en diciembre del 2019, con mucha rapidez se ha propagado hasta convertirse en una pandemia mundial, segando la vida de miles de personas y dejando a miles más sin empleo. En este sentido, cabe destacar la bajada en la contratación de eventos por el Coronavirus.

Las repercusiones de la pandemia en la contratación de eventos multitudinarios

Uno de los sectores más afectados por las medidas preventivas contra el Covid-19 ha sido el de eventos y celebraciones. Desde que comenzó el estado de alarma en marzo de 2020, se han aplazado o cancelado cerca del 98% de los eventos, y con la amenaza de un nuevo rebrote, la situación podría seguir igual.

Evidentemente, una situación tan particular como esta ha afectado a los profesionales del sector. Especialmente en bodas y comuniones, eventos que mueven unos 4000 millones de euros anuales solo en España. Quienes organizaron un evento de este tipo para 2020 han tenido que cancelarlo o posponerlo, y reorganizar todo con sus proveedores, lo que supone un verdadero dolor de cabeza.

Los profesionales del sector se han visto aún más afectados

Si quien organiza un evento o celebración se ha visto de manos atadas, podemos imaginarnos la situación de las empresas organizadoras y los profesionales que prestan servicios de entretenimiento. Para ellos, toda la temporada fue cancelada, y cualquier presentación en actos, ferias, o eventos multitudinarios, pospuesta como mínimo.

  • La cancelación de un contrato de un evento por parte de la empresa organizadora implica la devolución del dinero por un evento que no puede celebrar.
  • No es el consumidor quien cancela la boda, por ejemplo, sino la empresa que no puede prestar el servicio, simplemente por restricciones del gobierno.
  • En este caso, la empresa puede proponer al consumidor posponer el evento, si es posible, para una futura fecha límite.

Mientras tanto, los profesionales del mundo del entretenimiento se quedan con la sensación de que su empleo se les está yendo de las manos. Y si bien ha habido algunas excepciones donde se han podido celebrar eventos de tamaño mediano, la crisis pandémica ha reducido todo al mínimo. Y a medida que el tiempo transcurre, solo queda esperar que las restricciones sanitarias se flexibilicen gradualmente.

Cancelaciones por Covid-19: en busca de nuevas opciones

Para el mes de marzo del 2020, la cantidad de ferias comerciales, congresos y convenciones canceladas o aplazadas en España superaban el centenar, siendo Madrid y Barcelona las más afectadas en cuanto a reducción de contratación de eventos. En el mundo entero, la cifra de eventos desconvocados o aplazados son más de 10.000, de los cuales Europa estima alrededor de 3.300. Cientos de vuelos internacionales fueron cancelados, y la asistencia de turistas y representantes extranjeros, sustancialmente limitada.

¿Qué pueden hacer las empresas y particulares ante una cancelación o aplazamiento de una Contratación de Eventos?

Pues bien, en primer lugar, es bueno distinguir entre aplazamiento y cancelación. Lo primero implica fijar otra fecha conveniente para la realización del evento, rediseñando la estrategia y modificando las acciones de comunicación previas al mismo.

Con una cancelación, no queda más que esperar una nueva oportunidad, o ingeniársela para mantenerse en contacto con el cliente y conseguir nuevas opciones. Los eventos online se han convertido en tendencia, permitiendo la presencia virtual de animadores, cantantes, músicos y otros profesionales en eventos de mediano tamaño.

La resiliencia como mecanismo de superveniencia

La capacidad de adaptarse a las nuevas circunstancias sin perder el buen ánimo y la actitud positiva resulta esencial en estos tiempos de crisis. Ante la bajada en la contratación de eventos por el Coronavirus, los profesionales del sector tienen una oportunidad de demostrar su talento en nuevos ambientes. La necesidad de entretenimiento ha aumentado con el confinamiento. Así que siempre existirá una buena demanda; solo hay que generar la oferta.

Si estamos hablando de una Contratación de Eventos, lo mejor es pactar las condiciones previamente en el contrato, si eso no se ha hecho debemos recurrir al diálogo, ya que no se puede decir que sea un incumplimiento de contrato voluntario.

error: Content is protected !!