Contrato alquiler habitación: qué es, qué implica y cómo redactarlo.

Si eres estudiante o te dispones a pasar una temporada larga en algún centro urbano necesitas firmar un contrato alquiler habitación. Esta modalidad de arriendo se ha hecho muy popular, especialmente en ciudades donde se hallan grandes universidades y centros educativos. Pues bien, hablemos un poco de sus implicaciones y cómo redactarlo.

Si pretendes alquilar una habitación de dónde habitas y tu a su vez eres inquilino, no olvides consultar tu contrato de alquiler, ya que es posible que exista una cláusula que te prohíba realquilar una habitación, por lo que podrías meterte en problemas y que el propietario de la vivienda cancele el contrato y te veas obligado a abandonar la vivienda en cuestión.

Qué es un contrato alquiler habitación

Un contrato alquiler habitación es un documento legal firmado por un arrendador o propietario y un arrendatario. Este último obtiene permiso para usar una habitación del inmueble como dormitorio, y acceso a otras zonas como la cocina o sala de estar. A cambio, el inquilino ha de cancelar una renta y comprometerse a otras cláusulas expuestas en el contrato.  

Generalmente recurren a este tipo de arriendo estudiantes y temporadistas que suelen pasar todo el día en sus ocupaciones y regresar a la habitación por las noches. Antes de firmar un acuerdo como este, conviene repasar las características e implicaciones de un modelo contrato alquiler habitación.

Características de un modelo contrato alquiler habitación

A fin de evitar malos entendidos y ahorrarse dolores de cabeza es muy importante que el modelo contrato alquiler habitación contenga todas sus cláusulas bien especificadas. Tanto el arrendador como el arrendatario han de estar conscientes y de acuerdo al momento de firmar dicho contrato. Veamos algunos de los elementos fundamentales que ha de tener.

Algunas cláusulas básicas del contrato de arrendamiento de habitación

  • Características del inmueble: una descripción de todos los bienes y muebles que podrá usar el inquilino, y las áreas de la vivienda a las que tendrá acceso.
  • Duración del contrato: en el cuerpo del texto debe figurar la fecha de inicio y finalización del contrato.
  • Precio de la renta: el monto a cancelar el inquilino por el uso de la habitación y demás áreas comunes. Es importante especificar quién es el responsable de pagar los servicios básicos como el agua, basura, internet, comunidad, etc.
  • Forma de pago: debe quedar claro si el inquilino cancelará en efectivo o transferencia bancaria. Asimismo, el intervalo de tiempo entre cancelaciones o la fecha exacta.
  • Posibilidad de subarriendo o cesión de la habitación: el contrato debe expresar con claridad si el inquilino puede subarrendar la habitación o ceder su uso a alguien más. 

Otros detalles a considerar antes de firmar un contrato alquiler habitación

Aunque la ley no lo exige, lo mejor es formalizar el contrato alquiler habitación por escrito a fin de evitar inconvenientes más adelante. Además, la prudencia dicta que se ha de adjuntar un inventario de los bienes muebles que se hallan en la vivienda y la habitación que usará el inquilino. Así quedará un respaldo comprobable de las condiciones previas a la fecha de inicio del arrendamiento.

Algunos propietarios solicitan a su inquilino un tipo de garantía para asegurar el cumplimiento de sus obligaciones. Una fianza o la firma de un aval o fiador solidario suelen bastar para que el arrendatario conceda permiso al arrendado de usar la habitación. Mientras más claros queden los términos y condiciones menos probabilidades de contratiempos habrán.

Descarga modelo contrato alquiler habitación de temporada en Word

Descarga modelo contrato alquiler habitación de temporada en PDF

Descarga modelo contrato alquiler habitación de Larga temporada en PDF

error: Content is protected !!