Modelo contrato de arras: concepto, tipos y estructura

Contar con un modelo contrato de arras puede ser muy útil a la hora de efectuar una compraventa de bienes. Sirve como una plantilla donde solo hay que rellenar los espacios en blanco con los datos convenientes. Hablemos un poco sobre qué es un contrato de arras, cuáles son los tipos y qué estructura ha de tener para que adquiera validez legal.

Modelo de contrato de arras: qué es y para qué se utiliza

Un contrato de arras, también llamado anticipo, es un documento legal privado donde las partes involucradas se comprometen a la compraventa de un bien. Este pacto se sella con la entrega, por parte del comprador, de una fracción del monto total a cancelar. En un modelo de contrato de arras se establece la obligación a firmar un contrato de compraventa en el futuro. 

Así, el contrato de arras hace las veces de un precontrato, comprometiendo a los vinculantes a finiquitar la transacción, con consecuencias en caso de incumplimiento. En este documento se recogen los acuerdos alcanzados, el importe a cancelar y la forma de pago, junto con el plazo máximo para legalizar la transacción ante un notario.

¿Qué pasa si no se cumple con el contrato?

Las leyes dictan que si se incumplen los acuerdos establecidos en un contrato de arras, ambas partes quedan libres del pacto previo. Asimismo, sin importan cuáles hayan sido las causas del incumplimiento, quien sea responsable del mismo correrá con consecuencias legales.

Si la culpa es del comprador, el vendedor se queda con el importe de las arras; si el responsable es el vendedor, ha de pagar al comprador el doble del importe que recibió. Hablemos ahora de los tipos de contratos de arras.

Tres tipos de contratos de arras: confirmatorias, penitenciales y penales

En el plano legal, se pueden distinguir 3 tipos de contratos de arras, diferenciados por las consecuencias de su incumplimiento. Así, es posible hallar un modelo de contrato de arras confirmatorias, arras penitenciales y arras penales. Intentemos dejar claras las diferencias.

1.      Confirmatorias

Es la forma básica de un contrato de arras, en la cual el comprador entrega una parte del importe total del bien a comprar al vendedor. Esta sirve como garantía de que la compraventa se efectuará dentro del plazo acordado. Si una parte incumple, la otra está en su derecho de exigir su cumplimiento o recibir una indemnización.

2.      Penitenciales

El contrato de arras penitenciales también se conoce como arras de desistimiento pues es el único tipo de arras que les permite a las partes desistir del contrato. Si el comprador opta por desistir perderá el importe o señal entregado. Por el contrario, si es el vendedor quien dimite debe devolver el doble de la cantidad que recibió en calidad de señal. 

3.      Penales

El modelo de contrato de arras penales pasa a ser una sumatoria de los dos modelos anteriores. Esto quiere decir que, en caso de incumplimiento, el dinero entregado como señal permanece en poder del vendedor, o es entregado al comprador multiplicado por dos. Además, no se exime de realizar la compraventa.

Cómo redactar un contrato de arras

Finalmente, conviene conocer cuáles son los datos que no pueden faltar en un modelo contrato de arras. Como aspectos básicos, han de aparecer todos los datos personales de quien promete comprar y quien promete vender. Además, una descripción detallada del inmueble o finca, su registro legal y si tiene cargas o deudas.

En tercer lugar, es necesario especificar las condiciones de la venta, como el tipo de arras a firmar, el precio a cancelar y la fecha para hacerlo. El contrato también puede incluir una cláusula donde se garantice que las arras serán devueltas al comprador en caso de no conseguir la financiación hipotecaria.

Descargar modelo contrato de Arras en Word

Descargar modelo contrato de Arras en PDF

error: Content is protected !!