Contrato de Trabajo

Firmando contrato de trabajo

Un contrato de trabajo, es el medio formal por el que una persona, ya sea obrero, empleado o trabajador, pone su labor profesional a la disposición de su empleador, patrón, independientemente que ésta sea una persona jurídica o física,

para recibir a cambio una remuneración. En definitiva, el contrato de trabajo es un documento legal en el que se detallan las condiciones de una relación entre una persona física y un contratante. En el contrato, se exponen las distintas cláusulas que regirán la relación laboral entre ambos, explicitando las ocupaciones del trabajador en esa

empresa; firmando, de esta manera, el acuerdo ambas partes, en el cual el trabajador se compromete a desarrollar un trabajo por el que el empleador o empresa le va abonar un salario.

Los contratos de trabajo tienen como finalidad primordial, que una de las partes realice la prestación de servicios privados con un propósito monetario de manera continuada, por lo que la otra parte involucrada en esta convención debe proporcionar la retribución económica correspondiente, para recibir bajo su dirección o dependencia el disfrute de la actividad profesional acordada a través de esta formalidad.

En el contrato de trabajo se detallan el tiempo que debe dedicar al trabajo el contratado, también tiene que definir el importe de la remuneración que recibirá el trabajador, la fecha de finalización del contrato, excepto que sea indefinido e información importante que detallaremos más adelante.

El contrato de trabajo no está sujeto plenamente a la autonomía de la voluntad de las partes involucradas, dado que el marco legal vigente le impone una serie de limitaciones, que se enfocan en la defensa de los derechos del trabajador, las cuales pueden variar según los distintos modelos de contratos de trabajo que existen en la actualidad.

¿Qué debemos entender de un contrato de trabajo?

 Un contrato de trabajo es simplemente un documento en el que se manifiestan datos e información sobre el trabajador, la compañía y la relación laboral que se establece entre los dos. Estas consideraciones son:

  • Modelo de contrato.
  • Información de la compañía y del trabajador.
  • Categoría profesional.
  • Ubicación del puesto de trabajo.
  • Qué día empieza el contrato.
  • A qué hora empieza a trabajar, a qué hora acaba y qué días de la semana.
  • Qué día acaba el contrato.
  • Tiempo que se establece como plazo de prueba.
  • Período de vacaciones.
  • Importe a percibir mensualmente.

Diferentes modelos de contratos de trabajo

Hoy en día, hay diversos modelos de contratos de trabajo que pueden variar de acuerdo a las particularidades y características expresadas a través de sus cláusulas, las cuales deben ser comprendidas plenamente por las partes para evitar inconvenientes en el futuro.

Los diferentes modelos de contrato varían en función de las necesidades de la empresa y de las circunstancias del empleado.

Seguidamente detallo los diferentes modelos de contrato, aunque se pueden agregar o incluir cláusulas que mejoran las condiciones para personas con alguna discapacidad o en peligro de exclusión social.

Los diferentes modelos de contrato son:

Modelo de contrato de trabajo Indefinido

Su principal característica es que no tiene una fecha de finalización por lo que se utiliza cuando el empresario entiende que va a necesitar a ese trabajador definitivamente en su empresa. Está disponible tanto a media jornada como a jornada completa.

Modelo de contrato de trabajo temporal

El acuerdo, en esta clase de contrato, tiene una fecha de finalización, es decir, ambas partes saben cuánto tiempo va a durar él contrato, aunque en ocasiones se podría renovar al finalizar. Al igual que el indefinido, se puede firmar como de media jornada o como de jornada completa. Los diferentes modelos de contrato temporal pueden ser:

  • De obra y servicio. Son los qué aun siendo temporales, no tienen fecha exacta de finalización ya que la determinará la finalización de la obra o servicio para el que ha sido contratado el empleado.
  • Temporal por situaciones de la producción. En este caso, el contrato está justificado por un incremento en la producción motivado por cualquier causa como incremento de ventas, un pedido extraordinario, etc. Este motivo debe figurar en el contrato.
  • De interinidad. Este tipo de contrato se realiza cuando un empleado se ausenta por cualquier motivo y la empresa tiene que sustituirlo temporalmente, hasta que el trabajador original pueda regresar a su puesto de trabajo. Se debe especificar a qué trabajador sustituye y por qué motivo.

Modelo de contrato para el estudio y la formación.

Especialmente enfocado a los trabajadores que no están cualificados para ese puesto de trabajo y necesitan adquirir cierto nivel de conocimientos para ejecutar correctamente su función en la compañía, por lo que se fusiona el tiempo dedicado a la práctica y a la teórica, la cual caso no puede ser inferior al 15% del tiempo de su contrato.

Contrato en prácticas.

Se usa para que los alumnos que han terminado sus estudios en los últimos 5 años, puedan aprender a realizar el trabajo para el que han estudiado y empezar así a tener un bagaje profesional.

error: Content is protected !!