Incumplimiento de Contrato

mujer preocupada cubriéndose la boca por incumplimiento de contrato

Dentro de cualquier negocio jurídico, pueden existir riesgos y uno de ellos es el incumplimiento de contrato, situación que implica una serie de aspectos que se deben tener en cuenta, con el propósito de no caer en una situación de este tipo y que esto genere un pago obligatorio

por daños y perjuicios. De acuerdo al Código Civil de España, un contrato es la acción con la que una o varias partes se obligan, bajo consentimiento mutuo, a prestar un servicio o proporcionar un bien.

Es necesario destacar que este ánimo se puede expresar cuando el contrato se celebra oportunamente, por lo que en el documento donde consta el mismo deben aparecer los que están obligados, el objeto o finalidad del contrato y la causa que lo origina. Sin embargo, puede ocurrir que cualquiera de las partes incurra en un incumplimiento de contrato ya sea de forma parcial o total.

¿Cómo se produce un incumplimiento de contrato?

El incumplimiento de contrato emerge desde el momento en que una parte, por cualquier motivo o circunstancia, no efectúa el cumplimiento de lo que se estableció en este pacto. Esto puede traer como consecuencia que surja una demanda por parte de los afectados al infractor para reclamar dinero por daños y perjuicios. Pero antes de llegar a ese término, se pueden tomar una serie de medidas:

¿Qué hacer en estos casos?

Lo primero que se debe ejecutar es la exigencia extrajudicial del cumplimiento del contrato, lo que consiste en buscar a quien no ha cumplido con su obligación, para solicitarle que ejecute lo acordado en el menor tiempo posible. Lo más aconsejable, es que el reclamo se haga con un medio que ayude a probar que la exigencia ha sido recibida oportunamente y ese puede ser el burofax, porque así se acredita el requerimiento para que la contraparte cumpla con las exigencias planteadas.

Si la reclamación ha sido omitido por quien no cumplió con el contrato, pero aún no desea demandarlo, se puede optar por buscar a una tercera persona y que este busque acercar a las partes para que se concrete el cumplimiento, haciendo así el papel de mediador, un trámite voluntario que terminará fomentando un nuevo contrato o que sea un esfuerzo infructuoso y no se alcance acuerdo alguno.

Si no se llega a alcanzar un acuerdo, se puede buscar un Acto de Conciliación, con el que se presenta un escrito frente a los juzgados que solicita a la otra parte el reconocimiento judicial del Incumplimiento de Contrato o bien, los errores cometidos en su cumplimiento. Pero es una acción que pudiera no tener éxito, porque es muy difícil que una de las partes reconozca el incumplimiento. Para lo que puede servir esto es como constancia de que hubo una intención de obtener un acuerdo antes de tramitar una demanda con la que se pueda resolver el incumplimiento del contrato.

Pero si el reclamo, la mediación o el Acto de Conciliación no funcionan, se puede presentar una demanda, acudiendo así a la vía judicial, interponiendo una demanda de verbal u ordinario, lo que dependerá del objeto del contrato que no se cumplió o de la cantidad que se desee reclamar. Si el incumplimiento es por no pagar un precio determinado acorde a lo que se está pidiendo y que se puede exigir por haber transcurrido un tiempo determinado, se aconeja hacer uso de la vía del procedimiento monitorio.

¿Cuáles son los efectos de interponer una demanda por incumplimiento de contrato?

Al resolver un contrato, se puede restablecer la situación anterior o preexistente a su creación, restituyendo lo que las partes recibieron por el vínculo con el que se obligaban mutuamente. Solamente los jueces, pueden tener la atribución de la interpretación de la resolución de un contrato, y uno de los supuestos más frecuentes es el no cumplir con el plazo de la duración de contrato.

¿Cuáles son los tipos de incumplimiento de contrato?

Uno de los más frecuentes es el incumplimiento de contrato laboral, que ocurre cuando existe una polémica en las relaciones laborales entre el trabajador y el patrón o empresario, ya sea porque la empresa no hace el pago del salario o porque se incorpora el trabajador a la misma con una contratación fraudulenta. Por estos motivos, se debe ir al Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación correspondiente, para interponer el recurso de conciliación.

Otro tipo de incumplimiento de contrato es el de contrato de arras para la compraventa, hecho que suele pasar con frecuencia. Siempre en estos casos es importante pautar un plazo y cuantía determinada, porque retrasarse en el plazo de entrega pudiera no tener un valor de incumplimiento resolutorio del contrato en caso que no se pacte como algo esencial, o la falta no resulte algo grave que implique la frustración del negocio planteado porque este no pueda realizarse.

También, suele suceder el incumplimiento de contrato de reconocimiento de deuda, cuyos contratos o documentos son hechos para no generar gastos judiciales, como los de la contratación de un procurador o un abogado, entre otras cosas. Lo mejor en estos casos es la incorporación de una cláusula con la que se determine cualquier consecuencia del incumplimiento contractual, como puede ser el pago de una cantidad monetaria por daños y perjuicios.

¿Cómo se debe reclamar por la vía judicial un incumplimiento de contrato según el Código Civil Español?

Para esta existen dos procedimientos que terminará en uno de las dos formas de juicios iniciadas. El primero, es el Procedimiento Verbal, necesario para la reclamación de deudas con valor inferior a 6000€, pero que implica la presencia de un abogado y un procurador, si lo adeudado supera los 2000 euros. Así se realiza a la otra parte una demanda, con la que se proporciona un traslado para que conteste, y luego de esta se establece una fecha para celebrar el juicio en el que se hará un interrogatorio a las partes y se presentarán las pruebas propuestas para demostrar la falta del cumplimiento del contrato o el caso contrario, de acuerdo a lo que argumenten las dos partes.

Pero, con el Procedimiento Ordinario el trámite es más largo, ya que se usa cuando el valor de los reclamos pasa de los 6.000 euros o es una suma incuantificable debido a que el asunto es muy complejo. Aquí es imperioso contar con la presencia de un procurador y un abogado. Con el Procedimiento Ordinario la demanda es interpuesta, pero debe ser contestada por la contraparte en no más de 20 días. Luego de la contestación es fijada la Audiencia Previa, como trámite procesal para que las partes expliquen al juez las pruebas que se usen y su finalidad correspondiente, siendo estas admitidas o rechazadas por el juez. Por último, se establece la fecha para llevar a cabo el juicio, con el que las partes expondrán las pruebas solicitadas, así como el interrogatorio de las partes y otros trámites judiciales.

¿Es posible reclamar daños y perjuicios en estos casos?

Sí, es posible; solo que se requiere la valoración de daños y perjuicios por incumplimiento, mediante la acreditación por algún medio válido. Esto trae como consecuencia que se debe contar con un documento para demostrar el valor del daño o perjuicio, lo que es necesario si se toma la decisión de ir a un procedimiento judicial. Pero si existe un litigio por un lucro cesante puede ser que se complique la posibilidad que prospere esta acción, siendo aconsejable que el contrato contemple una cláusula a modo de penalización por los perjuicios que pudieran derivar del incumplimiento del contrato.

Para saber más, visita también incumplimiento contrato alquiler e incumplimiento contrato código civil

O bien descárgate cualquiera de nuestros modelos de contrato:

Modelo de rescisión de contrato de alquiler en Word

Modelo de rescisión de contrato de alquiler en Pdf

error: Content is protected !!